Los principales índices de acciones en Estados Unidos concluyeron el jueves en territorio negativo luego que las preocupaciones persistentes sobre el crédito global y un informe débil sobre el empleo motivaran a los inversionistas a alejarse de las áreas más riesgosas del mercado en busca de la seguridad. Entre las industriales del Dow, Alcoa perdió el 2,7% a 14,50 dólares. El índice S&P 500 descendió 13 puntos, o el 1,2%, a 1096 y el Índice Compuesto Nasdaq perdió 27 puntos, o el 1,2%, a 2180.
El Promedio Industrial Dow Jones cedió 133 puntos, o el 1,3%, a 10308. Su integrante financiero J.P. Morgan Chase cayó un 2,6% a 40,27 dólares. También entras las financieras del Dow, American Express bajó retrocedió un 2% a 40,45 dólares y Bank of America retrocedió un 2,8% a 14,86 dólares.

Las últimas 24 horas han sido un recordatorio de los desafíos que enfrentan los Gobiernos alrededor del mundo a medida que tratan de lograr un equilibrio entre evitar la inflación y alentar la recuperación económica.

"Lo que estamos observando es pura reducción del riesgo", afirmó Jack Ablin, estratega de Harris Private Bank. "Es probable que el mercado tenga en estos momentos una valuación justa, con suficiente impulso tal vez como para llevarlo al territorio negativo en algún punto. Pero no puede permanecer ahí por mucho tiempo".

Los operadores también están preocupados de que las perspectivas de alzas en las tasas de interés se han esparcido, comenzando con los mercados de divisas, desde el miércoles por la tarde cuando la Reserva Federal reconoció la mejora en el panorama económico de Estados Unidos.

Las compras de dólares continuaron durante la sesión. El Índice del Dólar, que mide el desempeño de la moneda estadounidense frente a una cesta ponderada de seis monedas, subía por la tarde un 0,9%.

El ascenso del dólar también es el resultado de las preocupaciones persistentes sobre el crédito global. Los valores de crédito soberano fueron golpeados luego que Standard & Poor's Corp. redujera el miércoles por la tarde la calificación crediticia de Grecia de "A-" a "BBB+".

Las acciones de Citigroup cayeron 7,3% a 3,20 dólares, a medida que los inversionistas expresaban decepción sobre el bajo precio que el banco logró obtener en una oferta secundaria de acciones. A esto se sumaban las preocupaciones por el efecto diluyente de la oferta sobre los accionistas.

Citigroup recaudó cerca de 20.000 millones de dólares, los que utilizará para devolver el dinero de ayuda recibido de manos del Gobierno.

En tanto, el Gobierno estadounidense dio marcha atrás a sus planes de empezar a reducir su participación de 34% en Citigroup después que los inversionistas no respondieran a la oferta de acciones del banco.

En el frente económico, el Departamento de Trabajo señaló durante la mañana que las solicitudes iniciales de beneficios por seguro de desempleo en Estados Unidos ascendieron en 7.000 a 480.000 durante la semana pasada. Los economistas esperaban, en promedio, una caída de 9.000.

En otro informe, el Banco de la Reserva Federal de Filadelfia indicó que su índice de condiciones empresariales -un indicador del estado del sector manufacturero en la región central de la costa este de Estados Unidos- se ubicó en 20,4 en diciembre frente a la lectura de 16,7 de noviembre y 11,5 de octubre.

Por otra parte, The Conference Board señaló que su índice de indicadores anticipados ascendió un 0,9% el mes pasado, luego registrar un ascenso no revisado del 0,3% en octubre. Los economistas encuestados por Dow Jones Newswires esperaban, en promedio, un ascenso del 0,7% para el índice de noviembre.

La acción de FedEx, bajó un 6,1% a 84,47 dólares. La compañía registró durante el segundo trimestre de su año fiscal una ganancia de 345 millones de dólares, o 1,10 por acción dólares, una disminución del 30% frente al beneficio del mismo período del año anterior. Sin embargo, la empresa de envíos de paquetes -considerada una barómetro de la actividad económica en Estados Unidos- emitió una proyección para la ganancia del tercer trimestre inferior a las expectativas de Wall Street.

En las negociaciones posteriores al cierre, las acciones de Oracle subían un 4% a 23,80 dólares luego que la fabricante de software anunciara que su ganancia aumentó un 12% en el segundo trimestre de su año fiscal.