La filial española del consorcio automovilístico alemán Daimler registró una facturación de 4.517 millones de euros durante el pasado ejercicio, lo que se traduce en una reducción del 20,5% en comparación con el ejercicio precedente, según datos de la memoria anual de la empresa, que recoge Europa Press. El presidente y consejero delegado de Mercedes-Benz España, Carlos Espinosa de los Monteros, señaló que la cifra de negocio y las ventas de la compañía en el mercado español se vieron afectadas por la difícil situación que atraviesa la economía y, especialmente, el sector del automóvil, que junto con el inmobiliario, ha sido el que más ha sufrido la crisis internacional.