“España ha limpiado la cocina” y los osos han vuelto a aparecer, ¿qué se puede hacer? El sentimiento de los inversores no acompaña a los ‘supuestos avances’ de los que se vanagloria tanto el Gobierno como el Banco de España –que extensión por extensión es, en la práctica, lo mismo-. Dejando de lado la gran banca y una vez conocidas las necesidades de capital del sistema financiero, la pregunta es… ¿ha vuelto la confianza sobre los medianos como Popular, Sabadell y Bankinter

Es un dicho conocido aquello de que ‘la confianza cuando se pierde es harto complicado recuperarla’. Lo es, a pesar de los esfuerzos de los bancos centrales que se han venido sucediendo en inyecciones de liquidez en sus economías, empezando por la FED, acto seguido el BCE, para sumarse más tarde el BoJ y, por último, el Banco Central de China. La última hora la adelantaba en la tarde del lunes la agencia Bloomberg: Ben Bernanke mantendrá los tipos bajos hasta después de que la economía recupere fuerza.

En Europa, a la espera de una posible rebaja del precio del dinero por parte del Banco Central Europeo en su reunión mensual de este jueves, los resultados de la auditoría de Oliver Wyman marcan la actualidad financiera. Charles Penty, experto económico, aseguraba en Bloomberg que “España ha limpiado la cocina a través de los test de estrés realizados a la banca”.

“Si la gente ve una cucaracha en la cocina, asumirán que estás escondiendo en alguna parte otras diez y ese es el problema que ha tenido España con sus bancos”, afirma , D´Vari, co-fundador de NewOak, que apela a la honestidad de las cuentas presentadas por la consultora. “Hay que ser realistas sobre el hecho de que se ‘echaron’ realmente a las cucarachas del lugar”.

Quizás por ello los datos ‘clarificadores’ no convencen. El consenso de analistas recogido semanalmente por el salmón Financial Times muestra como, a pesar de que el sentimiento vendedor no se ha incrementado en exceso, repunta el número de aquellos que apuestan por ‘infraponderar’ a la banca nacional:
 
- Con las cifras delante, el Banco Popular es, sin duda, uno de los grandes protagonistas de la auditoría realizada al sector. Alberga un agujero superior a los 3.200 millones de euros para el que el Consejo de Administración ya ha aprobado una ampliación de capital por valor de 2.500 millones. ¿La consecuencia? Caída en bolsa del 6% -poco para lo que pudo haber sido pues el desplome alcanzó el -12%- y una tela de incertidumbre sobre su credibilidad.

De un total de 33 casas de análisis consultadas, 19 apuestan por infraponderar sus títulos, 7 por vender y tan sólo hay un valiente que se atreve a encabezar la recomendación de ‘compra’. Pese a todo, comparativamente hablando, la situación es muy similar a la de hace cuatro semanas.

- Segundo en discordia: Banco Sabadell. Que no necesita dinero se sabía, de la misma manera que es conocida su situación ‘no-boyante’ en términos de balance. Aquí sí se hace notar la presión: aumentan los ‘bearish’ y aquellos que apostaban por mantener las acciones ya no son tantos.

- Por último, Bankinter. Sobra decir que poco tiene que ver con el ladrillo y, de ahí, su evidente tranquilidad ante casi todo. En su caso, dos casas de análisis más se han pasado al bando de infraponderar sus acciones y los que optan por la venta siguen siendo los mismo –es decir, cinco-.

 
En todos los casos, no hay quien se atreva con la banca española, aunque no sería justo ceñir estos datos al patrón ‘post-Oliver Wyman’. Eso se determinará la próxima semana para ver si se deduce de ellos un cambio de tendencia.


Los osos y la bolsa
Campan a sus anchas, al menos, a corto. “Veremos un rebote durante las dos próximas jornadas”, afirma Alberto Iturralde.“Llegará hasta los 7.900 puntos, pese a que el soporte se encuentra en los 6.800,lo que no quiere decir es que se vaya a ir a la baja, pero sí que el selectivo ya comienza a dar latigazos”. El experto independiente vaticina un Ibex de vuelta al movimiento lateral… y con ello, el aburrimiento para toda persona ajena al intradía.

En este sentido, José Luis Cava, analista independiente de la Zona Premium, ya hablaba la semana pasada de una “mera corrección de los mercados” que, en todo caso, “no debe cambiar la pauta” fijada. Se mantienen las estrategias.

Tanto es así que en Wall Street se habla de máximos históricos para el S&P 500. “Los índices de Wall Street siguen acercándose sigilosamente a sus máximos históricos. De hecho, la opinión de los analistas de Wall Street coinciden en que el S&P 500 está por ver sus máximos. “2012 está siendo un año mucho más fuerte de lo que esperaba. El S&P 500 se ha revalorizado un 14% en lo que va de año y el Dow Jones de industriales, ligeramente por debajo, gana algo menos, un 10%”,asegura Jett Macke, para Yahoo Finance.

Entretanto, el sentimiento es lo que prima –sin necesidad de volver a aquello tan manido de la ‘Teoría de la opinión contraria’. La bolsa es sentimiento y el del cierre de la semana del 26 de septiembre a un año vista amaneció plagado de oseznos. Aumentan un 2,7% respecto a la semana anterior hasta un total del 36,5%. Es prácticamente el mismo porcentajes que el de los alcistas, con la sola diferencia de que éstos van en claro detrimento y las posiciones neutrales –en muchos casos, mantenerse en liquidez- bajan también a favor de los bajistas.

A largo plazo, eso sí, los ‘bulls’ lideran el ranking, aunque cada vez son más los que ven la corrección a la vuelta de la esquina. Ya se sabe; inyecta liquidez en el mercado y el rally está garantizado, ¿o no?