Si uno se queda con lo que ha hecho el selectivo español en el año lo cierto es que a menudo aparece como “descolgado” con respecto a la tendencia que presentan otros selectivos en Europa. El dibujo sale peor parado cuando la comparación es con respecto a los índices americanos. Sin embargo, cuando uno mira dentro, se aprecia que hay grandes joyas que han marcado máximos históricos cuando a otras les queda mucho camino por recorrer. Esta es la disparidad del Ibex.

El Ibex35 se deja, en lo que va de año, en torno a un 3%.  El porcentaje se amplia hasta el 8%  si miramos la variación del índice con respecto a los máximos anuales (9.609 puntos) y a más del 39% si el objetivo son los máximos históricos que marcó el selectivo a finales de 2007. José Antonio González, analista de Estrategias de inversión reconoce que el índice cotiza en una banda lateral entre los 9.985-9.924 puntos, área que funciona como “aproximación a su media móvil simple de 200 períodos o de largo plazo, y los 9.643 puntos”.  Una lateralidad que desarrolla en el corto plazo una oscilación en torno a su media móvil simple de 40 periodos o de medio plazo, cuya pendiente se aplana gradualmente, y que extiende el proceso de estancamiento en precio que evita asistir a cambios significativos, más allá de un proceso de normalización de las lecturas en los principales indicadores / osciladores. (Ver: El entorno invita a no mover ficha)

 

Situación técnica del Ibex35

 

Si se mira el selectivo por dentro, se aprecia que existe una dicotomía entre valores que este año han marcado sus máximos históricos y aquellos que ni siquiera están cerca.  El 45% de las compañías del selectivo español pertenecen al primer grupo y, entre ellos, Naturgy o Viscofan, son han marcado sus altos este mismo verano. Pero no son los únicos: Repsol , ACS o Cellnex  han logrado hacer máximos históricos este año y apenas se encuentran a un 3% de dichos niveles.

Sin embargo, también hay otra lectura entre las compañías del selectivo. Aquellas que está lejos sus máximos históricos y de sus máximos anuales. Bankia está un 98% por debajo de los 171,54 euros que llegó a valer en agosto de 2011 y un 21% de sus máximos anuales, en los 4,25 euros.  Sin embargo es Colonial el que más ha corregido desde sus máximos históricos, cuando llegó a valer 3.814 euros en el año ´89.

 

Variación compañías del Ibex 35 desde máximos históricos

 

La pregunta ahora es si hay potencial en los valores que menos se han separado respecto a los máximos históricos. Depende del valor. Las acciones de Repsol son las que mejor aspecto presentan teniendo en cuenta lo cerca que están de sus máximos y que todavía ofrecen un potencial superior al 10% si van a buscar los 18,7 euros en los que le ha fijado el consenso el objetivo. En una compañía que ya acumula una revalorización de más del 21% desde comienzos del ejercicio.  La pérdida de los 16,18 euros, por eso de que está tan cerca de sus máximos históricos, se podría tomar una posición aunque, dicen los expertos, sería de carácter especulativo viendo la dependencia que tiene esta compañía de la evolución del precio del crudo.

Los títulos de Iberdrola , que se dejan algo más del 2% respecto a sus máximos históricos  (y anuales) todavía ofrecen un potencial superior al 8%, hasta los 7,11 euros por acción. La compañía, que se anota más de un 6% desde comienzos del año. El valor está dentro de un sector que es de los que mayor fortaleza compradora tiene, tal y como explicaba González en este análisis. Desde un punto de vista técnico, el valor se gira a la baja en la zona de 6.76-6.79 euros por acción en un entorno de reducida volatilidad, el volumen enfriándose y con divergencias bajistas que podrían poner en cuestión la zona neutral de su rango de cotización. En este sentido, vigilar los mínimos de 6,47 euros por acción pues su perforación le llevaría a atacar los 5,5 euros por acción.

 

Variación de las acciones que menos han caído desde máximos históricos y potencial

 

A pesar de que ha corregido más con respecto a los máximos históricos y anuales, en torno a un 5%, MERLIN Properties suma desde comienzos de año más de un 9% y podría ir a buscar los 13,48 euros. El valor establece una zona de máximos entre 12,82 y 12,705 replegándose con posterioridad y “comenzando a perder los primeros apoyos: el soporte sito en 12,195 que es aproximación de directriz alcista secundaria y media móvil simple de 40 sesiones. Ruptura que viene respaldada por divergencias bajistas en osciladores de precios y de volumen y que favorece que la tendencia alcista primaria se tome un descanso. El siguiente nivel de apoyo se encuentra en 11,71 que es mínimo de MAY18 y aproximación de directriz alcista primaria y media móvil de 200 sesiones”, explica González en su Análisis semanal de las acciones del Ibex35.