El Municipio Urbano de Cracovia (Polonia) ha rescindido el contrato de un consorcio liderado por Budimex, la filial de Grupo Ferrovial en Polonia, debido a los retrasos en la ejecución del mismo. Asimismo, la autoridad municipal le exige el pago de una multa de 20,7 millones de zlotys (5,27 millones de euros), que Budimex se niega a pagar. Budimex dice también que presentará el asunto al juzgado. Budimex señala que el Municipio de Cracovia "no ha presentado la propuesta del anexo al Contrato que posibilite la realización de un concepto arquitectónico condicional que tenga en cuenta una actitud común de ambas partes". El consorcio, formado también por Dromex, Decathlon y Ferrovial Agroman, se había adjudicado este contrato, para la construcción de un complejo deportivo en Cracovia, en 2005.