Cowen reduce su recomendación para Bristol-Myers Squibb de "comprar" a "neutral" tras afirmar que observa un panorama mixto para los medicamentos de BMY y "poca necesidad de comprar en estos momentos la acción". La firma mejoró en abril la recomendación de BMY antes de presentaciones de productos del 2009, muchas de las cuales "ya han sido digeridas".