Los costes laborales unitarios subieron en el primer trimestre del año un 1,8 por ciento desde un crecimiento estimado en el 0,6 por ciento. Las previsiones del mercado apuntaban a un incremento de la productividad del 1,1 por ciento y del 1,2 por ciento en los costes laborales. Entre tanto, el dato de productividad no agrícola de Estados Unidos en el primer trimestre de 2007 fue revisado a la baja para mostrar un crecimiento del 1,0 por ciento, desde el 1,7 por ciento anunciado anteriormente.