El dividendo quedará en una cuantía neta de 0,034 euros, una vez restada la retención que Hacienda aplica a este tipo de retribuciones. En total, la compañía desembolsará 40,61 millones de euros, de los que 22,26 millones irán a parar a las arcas de Mapfre Mutualidad, propietaria del 54,91% del capital de la Corporación.