El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho dijo hoy que el Gobierno prevé una tasa de paro del 9,8% para 2008 y del 10% para 2009, pero que las finanzas están lo suficientemente saneadas para que ningún desempleado deje de recibir la percepción a la que tiene derecho. En respuesta a una pregunta del diputado del PP José Ignacio Echániz durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso, Corbacho señaló que la situación actual no tiene nada que ver con la que dejaron cuando gobernaba el PP y recordó que la cobertura de desempleo en 2004 era del 64%, frente al 83,5% actual.