El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, cifró hoy en más de 300.000 las personas que ya no perciben la prestación por desempleo y se encuentran en una situación de desprotección, cifra que, dijo, seguirá aumentando. En este sentido, Corbacho instó a las comunidades autónomas a que amplíen las rentas de protección social con el fin dar algún tipo de cobertura a estas personas. Además, el titular de Trabajo aseveró que "el diálogo social no va a resolver las crisis económicas y financieras", sino que deben ser todos los gobiernos los que actúen de forma conjunta para salir de esta coyuntura.