Las constructoras comienzan la semana con una sonrisa a pesar de la incertidumbre bancaria que, por colaterales, también les implica. Los avances del Ibex 35 vienen encabezados por ACS y Sacyr , aunque éste último podría ser nominado esta semana para salir del Ibex 35. 

No obstante, estos rebotes no borran la perspectiva negativa dibujada en anteriores sesiones. Así pues, ACS, que sube un 4,29% hasta los 13,99 euros. Juan Enrique Cadiñanos, jefe de mesa de Hanseatic Brokerhouse, comenta que "es posible que esté reflejando un cambio de tendencia conocido como “hombro-cabeza-hombro”. En este sentido la superación de los 14,50 euros, nivel en el que encontraríamos su línea de cuello de botella, daría impulsos técnicos a la propia compañía hasta niveles superiores a los 18 euros, momento en el que aprovechará la compañía para dar publicidad positiva y una entrada de dinero agresiva. En cambio, la pérdida del 12,50 por la parte baja sería la clave para ver mayores recortes".

GRÁFICO ACS:



Sacyr, por su parte, no tiene salvación. En mayo logró subir en torno a un 30%, pero es que en el año lleva acumulada una caída del 67,11%. Hoy avanza un3,55 % hasta los 1,34 euros. Roberto Moro, de Apta Negocios, no lo duda, afirma que "hasta que no supere los 2,25 euros en precios de cierre no podemos hablar de un cambio de tendencia”. Además, la caída drástica de su capitalización (577,69 millones de euros), pone a este valor en el disparadero del Comité Asesor del Ibex 35, que esta semana se reúne y podría anunciar cambios en la composición del selectivo. La constructora tiene la mayor parte de las papeletas para ser descendida a segunda división, mientras que Ebro Foods se configura como su sustituto. Álvaro Blasco, director de atl Capital, comenta que "si saliera del Ibex 35 Sacyr, sería malo para la compañía, pero bueno para el selectivo, pues le quitaría peso del sector constructor". 

GRÁFICO SACYR VALLEHERMOSO: