Gélidos, así navegan las plazas bursátiles del viejo continente. Tras el batacazo vivido en la sesión de ayer, no hay consuelo que pueda devolver a los mercados la confianza que ha robado el miedo al endeudamiento de España, Grecia y Portugal. El Ibex 35 desciende más de dos puntos porcentuales hasta situarse por debajo de los 10.000 puntos en una sesión en la que los datos de paro registrado al otro lado del Atlántico serán el punto de inflexión de la jornada. En lo que respecta al mercado de divisas, el euro cotiza por debajo de 1,37 dólares mientras el barril de Brent abre al alza y se sitúa en 72,36 dólares.  
A la deriva. La renta variable a lo largo del mundo naufraga por un mar de miedo y desconfianza. El riesgo país, la huída de los grandes inversores internacionales y el efecto contagio a los inversores domésticos así como el golpe de los bajistas al sector financiero español permanecen tras el batacazo del selectivo español. El mercado no parece encontrar consuelo en una sesión en la que, según aseguran los expertos, el dato de paro que vea la luz en Estados Unidos tampoco arrojará algo de calor a los fríos ánimos que cotizan entre los índices. Todo ello en una sesión que cuenta con el rojo “chillón” como telón de fondo -Wall Street cayó en picado y el Dow Jones cedió más de un 2%-.

Es la incertidumbre lo que más cotiza a la baja en los mercados. El selectivo español se sitúa por debajo de los 10.000 puntos en una jornada en la que Iberia es el único valor que vuela en positivo. La aerolínea suma más de un 2% un día en el que British Airways ha anunciado una pérdida de 57,3 millones de euros en el último trimestre de 2009.

No hay hueco para más tonos verdes. El resto del mercado se viste de rojo intenso ¿entre los más penalizados? El sector bancario arrastrado por los grandes. Banco Santander se deja más de un 3% después de rendir cuentas al mercado durante la sesión anterior. No obstante, sobre los títulos de Santander también pesan las recomendaciones. Hoy han sido los analistas de Citigroup quienes han recortado el precio objetivo de la entidad presidida por Emilio Botín desde los 13,5 a 12 euros. Por su parte, BBVA cede un 3,14% mientras entre el resto de la banca mediana, Banco Popular pierde más de un 4%, Banco Sabadell cotiza con caídas del 2,26%, Banesto desciende un 1,76% mientras Bankinter cede un 1,69%. Entre el resto de los pesos pesados, Telefónica cae un 0,88%, Repsol YPF pierde un 2,56% mientras Iberdrola cae un 1,13%.

Caídas abultadas que también se viven entre el sector constructor. A la cabeza de las pérdidas se sitúan los títulos de OHL que baja más de un 5%, seguido por los títulos de Ferrovial que pierde un 4,75%, Sacyr Vallehermoso cede un 3,15%, ACS cae un 3,12% mientras FCC se anota un descenso del 3,10%.

En el mercado continuo, las mayores penalizaciones llegan de la mano de Fergo AISA que cae más de un 10%. Sniace se deja un 8,78%, Reyal Urbis pierde un 8,26% mientras Grupo Tavex cotiza con pérdidas del 8,20%. Del lado de los números verdes, San José gana más de un 6%, Funespaña avanza un 2% mientras Azkoyen repunta un 3,45%.