La mejora del consumo y la inversión, especialmente en bienes de equipo, permitieron a la economía española crecer un 0,2% en el segundo trimestre del año respecto al trimestre anterior, en el que el PIB creció un 0,1%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).
En tasa interanual, la economía española moderó su caída hasta el 0,1%, frente a la contracción del 1,3% del primer trimestre. Este dato mejora en una décima el avanzado por el organismo estadístico el pasado 13 de agosto.

Con este leve crecimiento en el segundo trimestre, el PIB encadena dos trimestres en positivo tras salir de la recesión a principios de año, aunque hay expertos y analistas que no descartan que la economía registre un nuevo retroceso en el tercer trimestre por la subida del IVA, que empezó a aplicarse el pasado 1 de julio.

El crecimiento del PIB en un 0,2% registrado entre abril y junio es el mejor dato trimestral que se produce desde el primer trimestre de 2008, cuando la economía repuntó un 0,4%.

En valores interanuales, con el dato del segundo trimestre (-0,1%) se encadenan ya siete trimestres consecutivos en negativo, si bien la tasa interanual conocida hoy es la menos desfavorable para la economía española de todo ese periodo. No obstante, el comportamiento de la economía española en tasa interanual es el más negativo de todo el entorno europeo, pues las mayores economías de la Unión presentaron en el segundo trimestre tasas positivas de crecimiento, siendo las más elevadas las de Alemania (3,7%) y Holanda (2,1%).