La confesión de culpabilidad del estadounidense Bernard Madoff en múltiples delitos financieros va a beneficiar las demandas de centenares de inversores de 22 países que han resultado estafados, afirmaron hoy en Buenos Aires miembros de la Alianza Global de Abogados que atiende a las víctimas del fraude. Los abogados remarcaron a periodistas que a estas alturas "no hacía falta probar" el fraude, pero la confesión de Madoff supone una "prueba contundente" de la responsabilidad de bancos y entidades financieras colocadoras de las inversiones administradas por el financiero.
Aclararon, además, que los inversores no han demandado a Madoff sino que apuntan a decenas de bancos, fondos de inversión y de retiro, entre otras entidades de "una maraña de firmas" con las que se cometió "esta descomunal estafa", como remarcó el abogado argentino Marcelo Gebhardt. Madoff se declaró hoy culpable de los once delitos relacionados con estafa y lavado de fondos que se le imputan en Nueva York por el fraude que él confesó haber orquestado, por los que podría ser condenado a 150 años de cárcel.

La cadena de información financiera CNBC aseguró que el financiero se declaró culpable de esos delitos ante el juez Denny Chen, que podría incluso decretar su ingreso en prisión inmediato. "Esta confesión favorece los cargos de negligencia y abandono de la responsabilidad de vigilancia y control" de las inversiones a las que "estaban obligadas por contrato" las entidades financieras que colocaron los "productos" administrados por Madoff, subrayó el letrado español Juan Ignacio Peinado.

"No es casual" que en estas inversiones se hayan hecho por medio de una "maraña de firmas" financieras con sedes en distintos países y "paraísos fiscales", porque ello sirvió para "poder violentar los derechos de los inversores", aseguró Peinado. Hasta el momento, sólo hay una demanda en EE.UU. por la estafa de Madoff, ya que en la mayoría de los casos se está en una etapa de negociación con las firmas acusadas, el paso previo al proceso judicial en caso de que no haya acuerdo.

La Alianza Global de Abogados del Caso Madoff reúne a un batallón de unos 5.000 letrados de una treintena de bufetes que atienden a inversores de 22 países donde se han detectado estafas que se calculan en unos 50.000 millones de dólares. Los miembros de esta asociación se reunieron en Buenos Aires para pasar revista a una estrategia conjunta y a un sistema de información compartida, de modo de coordinar las demandas judiciales de sus clientes.