Los tipos de interés están en el 1% desde marzo, el Euríbor en mínimos históricos, alrededor del 1,22%, y la caída de precios ante el pinchazo de la burbuja inmobiliaria han reducido en casi un año el salario medio que debían destinar las familias españolas para comprar un piso antes de la crisis, hasta caer cerca de los siete años al cierre de 2009, según los últimos datos del Banco de España.