La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha impuesto una multa de 525.000 euros al grupo Damm, tercer operador nacional en volumen de ventas de cerveza, por cometer una infracción "grave" de la Ley de Defensa de la Competencia al tener contratos en vigor con sus distribuidores con una cláusula contractual que les fijaba los precios. El organismo considera que la infracción merecería una sanción de un máximo del 10% del volumen de ventas de la empresa, si bien la multa ha sido modulada a la baja porque, pese a afectar a todo el territorio nacional, la práctica despliega su potencial restrictivo fundamentalmente en las zonas de Cataluña y Levante, y porque, pese a estar la cláusula en vigor, no se ha podido constatar una aplicación efectiva "sistemática" de la misma. Según consta en la resolución del organismo, que recoge Europa Press, las empresas La Flor de Murcia Distribuciones y Bebidas y Distribuciones Verdún denunciaron a Damm por la imposición de condiciones en los contratos y por la prohibición de distribuir o comercializar otras marcas que no fueran las fabricadas o distribuidas por el grupo.