El segundo mayor banco de Alemania por activos, Commerzbank, obtuvo un beneficio neto de 280 millones de euros en el primer trimestre, lo que representa un descenso del 54% respecto al año anterior, según ha informado la empresa. La entidad redujo un 2,2% sus ingresos por intereses netos, hasta 1.022 millones de euros, y amortizó activos de sus carteras de valores vinculados con inversiones 'subprime' por importe de 244 millones de euros, lo que eleva el total de la factura de Commerzbank desde el inicio de las turbulencias financieras a 830 millones de euros.
De este modo, el presidente de Commerzbank, Klaus Peter Müller, ha advertido de que "debido a la excepcional situación de los mercados, ante la que no tiene sentido presentar un amplio rango de objetivos para 2008, podría ser muy difícil alcanzar los buenos resultados del año pasado". El banco alemán había adelantado previamente que su beneficio para 2008 podría superar los 1.920 millones de euros del ejercicio 2007.