La Comisión Europea ha autorizado hoy el proyecto de la petrolera francesa Total y de la surcoreana S-Oil de establecer una empresa común en Corea del Sur, denominada Total Isu Oil Company. La compañía se dedicará a la fabricación, venta y distribución de lubricantes, principalmente en el mercado nacional surcoreano. El Ejecutivo comunitario ha examinado la operación bajo el procedimiento simplificado que emplea en los casos que no plantean a priori problemas de competencia, según ha informado en un comunicado.