Los ministros de Finanzas del G8 (países ricos y Rusia) comenzaron hoy en Osaka (centro de Japón) una cumbre para tratar el incremento de los precios del petróleo y los alimentos, el cambio climático y la debilidad del dólar. Los titulares de Economía de Japón, Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Canadá, Alemania, Rusia e Italia posaron para la foto de familia antes de participar en una cena, a la que seguirá un debate sobre la crisis alimentaria. A esa sesión, asisten también los ministros de Brasil, Australia, Tailandia, China, Corea del Sur y Sudáfrica, que van a transmitir su impresión sobre la situación económica que está creando el fuerte alza del precio de los alimentos básicos.