Los mercados americanos han tenido un cierre positivo pero dejando una sensación de pauta pendiente de los datos que se publiquen mañana (consulta ADP de empleo corporativo) y quizás con la idea de tomarnos un descanso tras este rally que ya va próximo a los 3 meses. 
La jornada empezaba positiva y principalmente con el dato de “pending home sales” mucho mejor de lo esperado pero hemos tenido durante toda la sesión un efecto negativo que ha sido todo el sector financiero: la Fed ha comunicado a las entidades financieras que aumente capital antes de pagar los TARP que ha sorprendido al propio mercado tras los stress test, la idea del Tesoro Americano parece clara, los bancos quieren como locos pagar estas deudas con el Tesoro para poder pagar bonus a los directivos y dividendos a los accionistas, pero la Fed quiere primero asegurarse que los bancos tienen capital suficiente para poder prestar a los inversores y luego que paguen los TARP. Como efecto positivo adicional al del mercado inmobiliario han sido los datos de ventas del sector del automóvil un poco mejor de lo esperado especialmente en los americanos (Chysler, Ford y GM) confirmando las expectativas tan positivas de confianza del consumidor que están saliendo últimamente.

En cuanto a niveles, una vez rota la resistencia de 940 puntos del futuro del mini del S&P500 el mercado parece dirigirse a resistencias mayores, entorno a niveles de 950 puntos y a su vez cerrando por encima de la media de 200 sesiones del S&P500 en contado por segundo día consecutivo nos queda el cierre del viernes para pasar a un escenario más neutral si es que dato del empleo del viernes lo permite, aunque nosotros en www.productosymercados.com apostamos más por un movimiento lateral bajista que por una continuidad del rebote.

José María Manzanares, analista financiero independiente