El decreto ley aprobado hoy por el Consejo de Ministros que regula el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) contempla que las entidades dispondrán de un plazo máximo de siete años para amortizar los diferentes planes de viabilidad para los que requieran su apoyo financiero, frente a los cinco que se preveían inicialmente. Así lo aseguró en un comunicado el portavoz económico de CiU, Josep Sánchez Llibre, quien se ha congratulado al "comprobar" que el Ministerio de Economía ha incorporado en el decreto gubernamental las propuestas hechas por la federación catalana.