"Los inversionistas no deberían estar demasiado alarmados por la medida destinada a reducir la apreciación de la tasa de cambio", sostienen analistas de Citigroup tras la decisión de Brasil el lunes de aplicar impuestos a las compras extranjeras del real y acciones. Citi señala que el impuesto "debería causar una toma de ganancias en el corto plazo", pero que "es poco probable que se revierta la tendencia al alza en los precios de los activos brasileños". Citi recomienda comprar ante cualquier corrección de las acciones brasileñas.