Citigroup ha recortado su consejo sobre los títulos de RWE desde comprar a mantener, mientras que ha aminorado el precio objetivo de las acciones de E.ON en un 26% hasta los 28 euros.