Los analistas de la firma estadounidense han revisado al alza, desde los 60.000 puntos anteriores hasta los 65.000 puntos, el precio objetivo para el cierre de 2009 en el índice bursátil de referencia en Brasil, el Bovespa. Esta nueva cifra se sitúa todavía un 14% por encima de sus niveles de cierre de ayer.