El Tesoro americano y Citigroup han comenzado las discusiones sobre cómo vender el 34% del capital del banco que el Gobierno compró para rescatarlo de la quiebra, según informa Bloomberg. El Gobierno posee 7.690 millones de títulos tras la conversión de las participaciones preferentes, y podría comenzar a venderlos en octubre y terminar en un plazo de seis a ocho meses.