El concepto de simetría alude a la armonía resultante de ciertas posiciones de los elementos que constituyen un conjunto.

Probablemente Leonardo da Vinci fue uno de los principales defensores de la teoría de la simetría, si bien no el primero, en la que demostró una cuasi igualdad entre las dos partes de nuestros cuerpos que se obtendrían partiendo el mismo por una línea que pasaría por el centro de la nariz y por el centro del ombligo.

Si miramos a la naturaleza y dibujamos una línea a lo largo del centro de una hoja, podremos ver como la mitad izquierda tiene forma parecida a la derecha.

Lo mismo pasaría con insectos como el escarabajo o la mariposa dónde podremos observar de la misma manera que se ven exactamente igual en ambos lados de su cuerpo, o incluso en reptiles como la tortuga.

Si seguimos mirando la naturaleza podemos contemplar este mismo fenómeno en las telas de araña o en las celdas hexagonales de los paneles de las abejas.

Incluso en ciencias como la Geología la simetría es tan perfecta que da lugar a una clasificación mediante la cual se reconocen los minerales: la Cristalografía.
La simetría de un mineral cristalizado refleja la ordenación simétrica de los átomos en su interior.

En las matemáticas, la simetría también está latente. Si miramos la fórmula de Newton F (M/d) × (m/d) los dos términos de la derecha de la ecuación son "casi" simétricos.

En la arquitectura y desde la época del antiguo egipcio, en la construcción de pirámides, templos y obras monumentales el concepto de simetría está presente. Ejemplos de ellos son el Partenón griego, el Coliseo romano, los murales de la Alhambra de Granada o incluso en la Sagrada Familia de Gaudí.

La simetría bilateral también está presente en útiles habituales como gafas, sillas, pelotas de tenis, aviones o en un campo de futbol.

En el mundo submicroscópico la simetría cobra aún más fuerza. Según comenta Pedro Gómez Romero “por nuestras venas por ejemplo, corre literalmente la simetría en forma de anillo de porfirina, el centro activo de la hemoglobina que oxigena nuestras células. Las moléculas de agua que nos forman son simétricas, como también lo son las de oxígeno que respiramos o las de dióxido de carbono que exhalamos. Las propias reacciones químicas están a menudo gobernadas o limitadas por simetría”

Parece claro que la simetría, por azar o no, está presente en prácticamente todas las facetas de la vida. Y en ese sentido, si la naturaleza, la química, las matemáticas o la arquitectura tienen indicios de simetría, todo activo cotizado en un mercado organizado y que se mueve por la fuerza de la oferta y de la demanda también debe tender comportarse de una forma simétrica.

Situación técnica del Ibex 35
Basándonos en el concepto de la simetría podemos observar como el Ibex 35 estaría muy cerca de alcanzar un segundo tramo a la baja totalmente simétrico al anterior que nos podría llevar cerca de los 7.400 puntos, objetivo que venimos comentando desde hace meses. En esos niveles es muy probable que la fuerza de la oferta fuera perdiendo potencia de forma progresiva.



Pero dado que en el mercado existe un claro carácter globalizado, la simetría de un índice podría verse ligeramente alterada por la de otro más importante.
En este sentido el S&P500 y en general el mercado americano comenzó el movimiento correctivo más tardíamente que por ejemplo el selectivo español por lo que por el momento solo ha desarrollado un primer tramo a la baja. En caso de perderse el soporte marcado en los 1100 puntos se abriría la veda a un segundo tramo bajista con objetivo en los 960 puntos. Y en el caso de cumplirse este escenario sería probable que el objetivo marcado en el Ibex-35 pudiera quedarse algo corto y el segundo movimiento comendado fuera a aproximarse a los mínimos de marzo del 2009.


Con todo esto… ¿qué oportunidades o estrategias podemos plantear en valores concretos?
Por primera vez en los últimos 4 años, por si no ha quedado claro todo lo expuesto, considero que de aquí a finales de año tendremos una oportunidad excelente para hacer cartera de cara a largo plazo y las oportunidades podrían venir de la mano de los valores directores.

Análisis

La primera oportunidad la podríamos tener en Banco de Santander. A nivel técnico podemos ver como el valor ha desarrollado 2 movimientos a la baja totalmente simétricos desde final del año 2009. De igual forma en la estructura de más corto plazo que viene desarrollando desde el mes de Febrero de este mismo año Santander habría proyectado a la baja el 161.8 % respecto al primer tramo bajista. Ambas situaciones invitan a pensar que el movimiento bajista podría estar muy debilitado y podría llegar a su fin dentro de muy poco.




La segunda oportunidad se trata de Telefónica. En este caso el movimiento correctivo fue más tardío pero al igual que en el caso anterior hemos visto como se ha producido un desplazamiento a la baja proyectando el 161.8 % respecto al primer tramo bajista. Si a esto le añadimos que los precios se han parado en el 61.8% de todo el tramo alcista desde Octubre de 2010 y que la directriz alcista principal converge prácticamente con dichos niveles estaríamos igualmente en una zona clave.



Estrategia

La estrategia pasaría por esperar a que los precios cayeran a la zona de 5.50/60 y 13.10 respectivamente. Si en dichos niveles vemos que los precios se paran y que comienzan a lateralizar los movimientos podríamos plantearnos la toma de posiciones alcistas de cara a medio o largo plazo en ambos valores donde en el caso de confirmarse el suelo en los niveles mencionados podríamos llegar a trabajar con objetivos en la zona de los 13 en el caso de Santander y de 21.40 en primer lugar con posibilidad de alcanzar los 24 € en el caso de Telefónica.