El primer ministro chino, Wen Jiabao, anunció que tomará medidas enérgicas y recortará un 20 por ciento los gastos de protocolo del Gobierno, informó la agencia oficial de noticias Xinhua. "El Gobierno debe tomar la delantera para asegurar que el dinero, en momentos de crisis, se invierta donde sea más necesario", dijo Wen. Además, China espera disminuir un 15 por ciento la compra de vehículos oficiales y reducir a un 20 por ciento los presupuestos de los viajes al extranjero de los funcionarios del Estado.