La resaca del terremoto de Japón sigue dejando secuelas en la producción de energía nuclear.

 Ahora es el gobierno chino quien ha decidido revisar sus objetivos de producción de energía nuclear tras el accidente de la central de Fukushima en Japón. En concreto el ejecutivo chino podría reducir el objetivo de conseguir una producción de 43 gigawatios para el 2015, ya que es muy improbable. Además el objetivo hasta 2020 también se verá reducido, según señaló el vicepresidente del Consejo de Electricidad de China, Wei Zhaofeng.