China Railway, la mayor constructora de Asia y la tercera mayor del mundo, experimentó una subida del 68,54% en su estreno en la Bolsa de Shanghai, a pesar de los resultados negativos registrados por el mercado shanghainés. Esta acogida parece augurar unos resultados igualmente buenos en Hong Kong, donde la constructora debutará el viernes. Sus acciones pasaron de los 4,80 yuanes fijados en su oferta pública inicial (0,44 euros) a los 8,09 yuanes (0,74 euros) del cierre; su PER se situó en 51,43 veces.