Un país que crece de media un 10% es, por necesidad, una vía de escape para la crisis que vivimos en Europa y EEUU. China se ha convertido en objetivo empresarial de compañías de todo tipo de sectores en una huída de mercados agotados, en busca de desarrollo y nuevos planes estratégicos; algo que el inversor debe tener muy en cuenta a la hora de crear una cartera de valores compensada y de futuro.

Quizá una de las mayores incógnitas que deja la economía china es la más que posible manipulación de sus datos macroeconómicos. A pesar de ello el gigante asiático ha de convertirse en la vía de escape para el resto de mercados que buscan oxígeno en una economía ahogada por el sobreendeudamiento de Estados y empresas.

Como señala Marcelino Muñoz, autor del libro China 2050, “en una economía que crece al 10%, todos los sectores se están beneficiando”. Y es que China tiene por destino convertirse en el motor del mundo en los próximos años; “ya es líder en el mercado automovilístico y se calcula que que para el 2014 será el primer mercado del lujo, para el 2015 el primer mercado de turismo y para el 2018 el primer mercado aeronáutico”.

Pero antes de todo ello China se enfrenta a algunos riesgos importantes. En primer lugar el sobrecalentamiento de la economía está provocando que las autoridades tengan que poner medidas en contra de la inflación e incluso el propio crecimiento; en este sentido siguen existiendo riesgos de subidas de tipos, según señala Víctor Alvargonzález, consejero delegado de Profim EAFI.

De momento, según señala Pedro Solbes, presidente del Capítulo Español del foro España-China, “el crecimiento va a seguir con una gestión política razonable”. Por ello el panorama de inversión en el gigante asiático es positivo para quien quiera posicionarse en ese mercado.

A pesar de esto, el sobrecalentamiento lleva de la mano una infraponderación en el sector inmobiliario debido a una posible burbuja, que según señala Ignacio Albizuri, director de DeltaStock, podría pasarle factura en un futuro, de una manera similar a la que estamos viviendo nosotros.

Por ello Javier Flores, analista de Dracon Partners EAFI, señala que los sectores en los que debemos fijar nuestra atención van más en la línea del sector industrial y especialmente de consumo. Es este último la gran baza de una población que ya cuenta con más de 300 millones de habitantes con una renta per cápita superior a la que disfrutamos por ejemplo en España, según señala Marcelino Muñoz.

Dentro del consumo, no debemos dejar de lado la parte referente a las grandes marcas del lujo. “Durante los últimos tres años China ha sido el motor de crecimiento de este sector”, señala María Eugenia Girón profesora del IEB y autora del libro Secretos del Lujo. No sólo eso, la experta señala que el sector ya ha crecido un 20% en ese tiempo y para finales de año se espera que llegue al nivel de Japón.

Otro de los caballos ganadores es sin duda la parte referente a la energía y no es de extrañar en una economía en constante expansión. La mayoría de los expertos consultados por Estrategias de Inversión coinciden en apuntar al sector energético como otra de las partes estratégicas del mercado chino. Según señala Lan Wang Simond y Eric Kwan, gestores de Pictet Greater China, ha sido conveniente aumentar la exposición en este sector, mientras la calidad de los préstamos a largo plazo hacen que el sector financiero deba infraponderarse.

Un valor concreto

La tecnología es otro de los aspectos en los que China está llamada a ser una destacada en los próximos años. Más concretamente, la parte de las teleoperadoras es la elegida por Patricia Mata, analista de CMC Markets, a la hora de recomendar un valor por el que apostar a día de hoy.

Se trata de China Mobile LTD. Los títulos de la acción “están actualmente en tendencia alcista y es un buen momento para subirse al carro”. La subida se mantiene siempre que “el soporte se sitúe en 70.7, dos objetivos cercanos en el corto plazo, los 77.8 y extensión en 79.4el índice de fuerza relativa (RSI) se encuentra por encima de su zona de neutralidad de 50.” Por su parte el indicador de convergencia/divergencia de medias móviles (MACD) “se sitúa por encima de su línea de señal y es positivo.” “Asimismo, la acción se sitúa por encima de su media móvil de 20 y 50 días (se sitúa a 72.18 y 70.93 respectivamente). Finalmente, China Mobile se negocia por encima de su banda superior de Bollinger (se sitúa en 74.4).”

Así las cosas China deberá ser una parte importante dentro de una cartera equilibrada, pero desde Profim EAFI se avisa. “Debemos esperar, aún no es momento de apostar por China… eso sí sin duda debemos tenerla siempre en el radar.