Chevron, la segunda mayor petrolera de EEUU, ha presentado sus mayores beneficios trimestrales de siempre después de que los precios de la gasolina llegaran a niveles récord y que la compañía vendiera su participación en Dynegy. El beneficio neto del segundo trimestre se elevó hasta los 5.380 millones de dólares, o 2,52 dólares por acción, un 24 por ciento más, contando con las plusvalías de 680 millones de dólares obtenidas por la venta de Dynegy. Los ingresos, pro su parte, crecieron un 4,8 por ciento hasta los 56.100 millones de dólares.