La firma de análisis Cheuvreux ha incluido a Santander en su lista de valores selecta. Antes, la recomendación de la casa francesa era de sobreponderar. El precio objetivo se mantiene en 13,1 euros.