El presidente de la firma de inversiones Cerberus, John Snow, ha negado que su empresa tenga dificultades para financiar la adquisición del Grupo Chrysler. Cerberus llegó a un acuerdo con DaimlerChrysler en mayo, para la adquisición del 80,1 por ciento del fabricante estadounidense de automóviles a cambio de 7.400 millones de dólares. Además, Cerberus asumió gran parte de las cargas financieras relacionadas con las pensiones y prestaciones sanitarias de empleados y jubilados, concepto que totaliza casi 20.000 millones de dólares.