Cía Española de Petróleos SA (Cepsa) ha denunciado a BP por el incumplimiento de un pacto entre petroleras para controlar que ninguna compañía suministre a gasolineras que no sean suyas, según publica El Economista, que cita el texto de la querella. Según la denuncia, BP se habría hecho con varios puntos de venta tras un cruce de escritos sobre la posibilidad de cambiar de compañía por parte de los pequeños empresarios de estaciones de servicio, que consideran que el acuerdo vulnera la competencia y cierra el mercado. El pacto, firmado en julio de 1996, fue firmado por las once petroleras que forman la Asociación española de Operadores Petrolíferos (AOP), indica el diario.