En medio de las enérgicas protestas por las primas por incentivos pagadas a los grandes banqueros, Barclays PLC (BCS) concedió 2.700 millones de libras por este concepto por la actuación de 2009, aunque dijo que su presidente y su consejero delegado renunciaron a su parte.