El grupo Centrica, propietario de British Gas, anunció hoy una caída de sus beneficios del 19% en el primer semestre del 2008, hasta 992 millones de libras (unos 1.258 millones de euros), por el encarecimiento del gas en el mercado mayorista. Pese a este descenso en sus beneficios operativos, la empresa aumentará su dividendo a los accionistas un 16%, hasta 3,9 peniques por acción. El miércoles el grupo suscitó un debate en el Reino Unido al aumentar un 35% el precio de su servicio de gas y un 9% el de electricidad con efecto inmediato, para, según dijo, recuperar un nivel "razonable" de beneficios en British Gas e incrementar la inversión.