A lo largo de las últimas dos semanas la cotización se dedica a oscilar en torno a 12,00.

Comportamiento que quita momento bajista al corto plazo y que permite que los osciladores técnicos se giren al alza acompañados por divergencias alcistas (ver repunte del indicador MACD en ventana inferior del gráfico). Sin embargo, la estructura de máximos decrecientes, la escasez de volumen de negocio y las medias móviles cruzadas a la baja nos obligan a exigir mayores signos de fortaleza antes de plantearnos el lado largo del mercado.

En este contexto, una recuperación de la primera resistencia establecida en 12,54 nos podría servir debido a que confirmaría ruptura de directriz bajista que parte de máximos anuales e incorporaría momento alcista al corto plazo.

Cementos Portland en gráfico diario