La junta de accionistas de Cementos Portland ha aprobado el pago de un dividendo de 2,52 euros brutos por acción con cargo a los resultados de 2007, informó hoy la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores. De este modo, el dividendo correspondiente al pasado ejercicio se eleva a 3,63 euros, ya que a este pago hay que sumar los 1,11 euros pagados a cuenta en noviembre pasado. Una vez descontada la retención del 18 por ciento con la que Hacienda grava este tipo de retribuciones, el importe neto del dividendo será de 2,06 euros. Para hacer frente a este pago, la compañía deberá desembolsar 70,1 millones de euros.