Se espera un fuerte aumento de los ingresos gracias a la estimación de crecimiento orgánico

La evolución de los resultados del primer trimestre está impactado por la consolidación de las torres en Suiza principalmente, que tendrá menor repercusión en las nuevas torres de Holanda, Francia y España.

El broadcasting de Retevisión recoge el impacto negativo del proceso de unificación de la señal de RTVE que ronda los 2 millones de euros.

Desde Renta 4 esperan que el EBITDA sea ajustado y alcance los 100 millones de euros, con un crecimiento del 19% y fijan un precio objetivo de 25,8 euros.

Se han registrados pérdidas extraordinarias en el beneficio neto consecuencia del registro de una provisión provocada por la reestructuración en Retevisión en el entorno de los 55 millones de euros, que no tendrá un impacto en caja todavía. También se reflejará el aumento en los costes financieros por el incremento de la deuda neta y los costes asociados a las nuevas emisiones que rondan los 5 millones de euros.

La generación de caja sigue mostrándose sólida, con una estimación de flujo de caja operativo de 79 millones de euros para el primer trimestre. Pese a esto, se espera un ligero incremento de la deuda neta con un mayor apalancamiento, que se irá relajando a medida que vayan consolidándose las últimas torres adquiridas.

Para la conferencia del viernes 27 a las 11h, se espera que la compañía modifique su guía de cara a 2018, además de tratar temas como la posible expansión internacional en otros países de la UE y la incorporación de un nuevo accionista de la compañía, así como la repercusión que esto podría tener sobre la fusión-compra con Inwit.