En los primeros nueve meses del año Cellnex ha obtenido un beneficio neto de 33 millones de euros, lo que supone un descenso del 5,7% respecto a los 35 millones del mismo periodo del año anterior.

Según ha comunicado Cellnex en un hecho relevante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) el beneficio neto recoge el efecto de las mayores amortizaciones (n 28% más frente al tercer trimestre de 2016) y costes financieros (un 58% más) asociados al intenso crecimiento del grupo y la consiguiente ampliación del perímetro.

Los ingresos ascendieron a 579 millones de euros y el ebitda alcanzó los 259 millones.

La compañía también ha destacado Por líneas de negocio, los servicios e infraestructuras para telecomunicaciones aportaron a los ingresos totales el 59%, con 340 millones de euros, un crecimiento del 21% respecto a septiembre de 2016. La actividad de infraestructuras de difusión aportó un 31% de los ingresos con 179 millones de euros.

El negocio centrado en las redes de seguridad y emergencia y soluciones para la gestión inteligente de infraestructuras urbanas (IoT y Smart cities) aportó un 10% de los ingresos, con 59 millones de euros.

A 30 de septiembre, un 41% de los ingresos y un 41% del ebitda se generan fuera del mercado español. Italia es el segundo mercado más importante con un 32% de los ingresos.

A 30 de septiembre de 2017, Cellnex contaba con un total de 20.035 emplazamientos (7.758 en Italia, 7.475 en España y 4.802 en Holanda, Francia, Reino Unido y Suiza), a los que se suman 1.233 nodos (DAS y Small Cells).

En cuanto a DAS y Small Cells la compañía destaca que el proyecto DAS, que dota de cobertura en banda ancha móvil a los 68.000 espectadores del nuevo Wanda Metropolitano en Madrid, entra operación a partir del cuarto trimestre del año.

El crecimiento orgánico de los puntos de presencia en los emplazamientos a perímetro constante se situó en un 4% en relación al mismo periodo de 2016, mientras que el ratio de clientes por emplazamiento (excluyendo los cambios en el perímetro) alcanzó el 1,66x, un +4% en relación a septiembre de 2016.

Las inversiones operativas en los primeros nueve meses de 2017 alcanzaron los 57 millones de euros, en su mayoría aplicados al mantenimiento de la capacidad instalada y a inversiones vinculadas a generación de nuevos ingresos y mejoras en la eficiencia, al tiempo que las inversiones en crecimiento –nuevas adquisiciones– fueron de 716 millones de euros.

Cellnex cerró los tres primeros trimestres de 2017 con una estructura de deuda estable, a largo plazo, con una vida media de 6,1 años, un coste medio aproximado del 2% (combinando deuda dispuesta y no dispuesta), y en un 72% referenciada a tipo fijo.

La deuda neta de la compañía a 30 de septiembre alcanza los 2.090 millones de euros frente a los 1.499 millones a cierre de 2016, lo que equivale a un ratio deuda neta/EBITDA del 5,4x.

Asimismo, Cellnex cuenta con acceso a liquidez inmediata (tesorería y deuda no dispuesta) por 1.600 de euros aproximadamente.