Tras una subida meteórica desde los mínimos de enero hasta los máximos de mayo, donde se ha revalorizado más de un 50%, ha encontrado una zona de consolidación en las inmediaciones de 20 euros.

En este punto, que además coincide con el precio objetivo del consenso de analistas, Cellnex ha dejado detalles de debilidad.

La directriz alcista desde los mínimos de enero ha sido infringida, entrando el precio en un movimiento con soporte en 17,8 euros.

El respeto de este nivel será clave, ya que el siguiente soporte se localiza entre 16,5 y 17,2 euros.

La pendiente de subida ha sido muy exigente y las pautas dejadas en escalas lentas sugieren estar gestando un techo temporal en 20 euros.