La economía española se contraerá este año un 3,7% y será una de las últimas de la Unión Europea en salir de la crisis debido a la lentitud del ajuste de los desequilibrios acumulados durante los últimos diez años y al impacto de la crisis financiera, según las previsiones económicas publicadas hoy por la Comisión Europea. Para el conjunto del año, la inflación se mantendrá estancada, aunque los precios repuntarán durante el último trimestre superando ya la media de la eurozona. Además, la UE y la eurozona se contraerán un 4% este año y registrarán una inflación del 0,9% y del 0,4%, respectivamente.