La Comisión Europea (CE) ha advertido oficialmente a Visa de que cree que, tras realizar un examen preliminar, el sistema de comisiones que aplica a los pagos transfronterizos realizados con tarjeta de crédito vulnera la normativa europea. El Ejecutivo comunitario señaló en un comunicado que envió un pliego de cargos -un paso formal en las investigaciones antimonopolio de la CE que no implica la culpabilidad de las compañías a las que se dirige-a Visa el pasado 3 de abril. Tras efectuar un análisis preliminar de las comisiones de intercambio -las que pagan por cada operación los bancos propietarios del terminal instalado en los comercios a los emisores de las tarjetas-, la CE ha concluido que esta tasa puede perjudicar a la libre competencia entre los bancos.