Los empresarios y directivos de Estados Unidos se muestran algo menos optimistas ante una posible mejora de la economía del país a pesar de los buenos datos económicos y un 46% retrasa la salida de la recesión a la segunda mitad de 2010, según el estudio trimestral 'Business Optimism Index' realizado por la auditora Grant Thorton. Aunque el índice de optimismo empresarial está ya en niveles próximos a los alcanzados en los momentos previos a la crisis, en el último trimestre de 2009 cayó al 60,4%, cinco décimas menos que el trimestre anterior. Sin embargo, este dato mejora la baja tasa de optimismo registrada en el primer y el segundo trimestre del año (35,6% y 37,6% respectivamente).