La Comisión Europea ha autorizado este jueves la compra del fabricante de equipos de minería Bucyrus por parte de la compañía norteamericana de maquinaria Cartepillar

La Comisión Europea ha dado el visto bueno a la operación tras constatar que no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.

La operación dará lugar a una cuota de mercado acumulada elevada a escala mundial, pero el incremento de la cuota de mercado representada por Bucyrus es relativamente débil, según la investigación llevada a cabo por el Ejecutivo comunitario.

Además, Caterpillar y Bucyrus no están considerados como rivales directos y varias empresas importantes seguirán estando activas en este mercado.