La economía canadiense creció al ritmo más rápido en nueve años durante el cuarto trimestre, con un avance mayor que el esperado, impulsada por el gasto de los consumidores y del Gobierno, las inversiones en viviendas, y las exportaciones, según mostraron el lunes cifras de la agencia de estadísticas del gobierno. La recuperación desde la recesión en el tercer trimestre también fue más de dos veces más fuerte que la estimada previamente. Las cifras sugieren que el banco central podría comenzar más pronto que después a aumentar las tasas.