El ex director del Fondo Monetario Internacional(FMI), Michel Camdessus, aseguró que España tardará más en salir de la crisis que otros países europeos por haber comertido el "error" de conceder un "excesivo peso" al sector inmobiliario en la economía. No obstante, ha añadido que la economía española tiene también aspectos positivos como el superávit de las cuentas públicas durante varios años, que sirve de "colchón" ante las dificultades financieras.
En un encuentro con los medios de comunicación antes de pronunciar una conferencia en el Instituto de Estudios San Telmo, en Sevilla, Camdessus ha elogiado la "prudente e inteligente" actuación del Banco de España, que ha permitido que el sector financiero español "esté menos expuesto" a la crisis que el de otros países.

Otro "activo" de la economía española es el dilatado proceso de diálogo social y el optimismo creado durante muchos años de auge económico.

En su opinión, no hay razones al "pesimismo apocalíptico" sobre la economía española que vertió recientemente el premio Nobel de Economía Paul Krugman.

Camdessus ha pronosticado que a principios de 2010 la economía americana iniciará un "proceso positivo de recuperación lenta", pero en España se demorará algo más.

No obstante, ha precisado que a partir de ese momento habrá dos lastres: el comportamiento de los bancos y el endeudamiento de los países.

En este sentido, ha recomendado prudencia a los países a la hora de endeudarse porque, si no "lo pagarán nuestros hijos o todos nosotros muy pronto en forma de inflación", ha alertado.

Según Michel Camdessus, las medidas puestas en marcha por los gobiernos europeos "no están lejos de lo que es necesario", si bien ha indicado que tienen que estar dispuestos a añadir más fondos si es necesario y a reducir el endeudamiento cuando las economías recuperen el dinamismo.