Caja Madrid no descartó hoy la posibilidad de iniciar un proceso de fusión con otra entidad si la operación tiene sentido económico, pero sí rechazó llevarla a cabo desde un punto de vista electoral, indicaron hoy fuentes de la entidad durante la presentación de resultados semestrales.