El Consejo de Administración de Caja Madrid ha decidido comprar por 815 millones de euros la torre que Repsol YPF construye en los terrenos de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid para ubicar en ella su sede central, informaron fuentes de la caja. El pago del 70% de esta inversión se realizará a la firma del contrato de compra, mientras que el 30% restante se hará efectivo en el momento de la entrega del edificio, prevista para 2009. El edificio tendrá 44 plantas y una altura de 250 metros.
Por la torre también habían mostrado interés Colonial y el empresario Amancio Ortega, presidente y fundador de Inditex. Sacyr Vallehermoso también había sonado como aspirante, pero finalmente se retiró de la puja porque sólo le interesaba el edificio en caso de tener inquilinos. El pasado 17 de julio, durante la presentación de los resultados del primer semestre, responsables de Caja Madrid señalaron que la entidad cuenta con suficientes recursos propios para afrontar una operación de estas características sin necesidad de ampliarlos. La Torre Repsol, que alcanzará los 200 metros de altura y cuya construcción costará más de 300 millones de euros, forma parte de un complejo de cuatro rascacielos junto al Paseo de la Castellana, en la zona norte de Madrid. En principio, el inmueble estaba concebido para albergar la sede central de la petrolera hispano-argentina. Sin embargo, Repsol YPF anunció en enero que instalará su sede en un campus empresarial en la zona madrileña de Méndez Alvaro, en una parcela de 32.000 metros cuadrados que la petrolera ha comprado a la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH).