El presidente de Caja de Ávila, Julio Fermoso, vaticinó hoy "un final feliz" para la integración de la entidad que dirige a Banca Cívica a pesar de que el proceso no "remate en obra de arte" y lo acuerdos no "puedan satisfacer plenamente" a todos. En declaraciones recogidas por Europa Press, Fermoso indicó que por el momento no existe "decisión firme" de la integración, pero aseguró la marcha a buen ritmo de las negociaciones.